Véndeme algo, pero con amor

Vende una caja. En serio, vende una caja si tienes lo que hay que tener (le dicen al creativo).

Venero a los publicistas buenos. Me declaro fan incondicional de Sra Rushmore (ING, Atleti o Vodafone, entre otros) y de la buena publi en general.

Yo soy el friki que busca la música del último anuncio de Volkswagen (Golf) y admiro el marketing inteligente. Las buenas ideas siempre son bienvenidas… Y ahora, venda una caja… por San Valentín.

El otro día hablábamos de si realmente la gente elige su perfume por su spot (esos en los que la gente aparece en estado casi catatónico con cara de no haber probado bocado en seis semanas y haber dormido media hora anoche). San Valentín, la fecha menos original del mundo para regalar algo en mi humilde opinión, se convierte en excusa facilona para casi todo.

Un perfume, un complemento o una caja de cartón. ¡Vendan! Por amor (de Dios). Y háganlo con gracia y, si se puede, sin mancillar en demasía a Valentín que del amor al desamor parece que hay un paso.

Oh my box!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s