Mi mejor momento de 2017

En el último banco del muelle de Santa Mónica soplan rachas de viento que quitan el hipo. Pero, a veces, el viento se para y se empiezan a escuchar las olas, algunas gaviotas y el tintineo de la noria de fondo. Era el mes de marzo y, de repente, el Pacífico ante mí. Y cualquier palabra que ponga aquí y ahora será demasiado pequeña, demasiado imprecisa.

A unas pocas horas para que comience 2018 no tengo ni idea de lo que nos traerá el nuevo año. Sin embargo, sí tengo claro que aquí estaremos para lucharlo y disfrutarlo. Gracias a todos los que habéis formado parte de mi 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s